#MitoDeLaBelleza también en el deporte

Georgina Larruz | @LarruzMG

Sí, llegué un poco tarde al tren del mame de este hashtag que se desató luego de que Martha Debayle diera a conocer sobre las finalistas del concurso Extreme Makeover. No critico la dinámica, Martha sabe de su negocio y cómo proyectarlo y es respetable la decisión de las chicas por concursar.

El hashtag fue una reacción que dejó ver los clichés de los estándares femeninos por default. Lo que muchas veces la industria de la belleza nos ha impuesto por años. Aquí una probadita:

Es interesante la reflexión que han hecho muchas chicas, y, sí, me puse a pensar en el deporte. En este espacio hemos expuesto y denunciado la serie de estereotipos que imperan en las mujeres que buscamos una oportunidad en los medios deportivos.

En entradas anteriores se dio a conocer el caso de Rocío Yelitza y las condiciones para acudir al Mundial de Brasil 2014, en un ‘casting’ en bikini y vestido de coctel o de las chicas que han escrito a Pamboleras.com relatando que desean hacerse una cirugía plástica con tal de tener una oportunidad, pero, las deportistas también están sujetas a este #MitoDeLaBelleza.

Para muestra de ello, el caso de Alexa Moreno, gimnasta rítmica que representó a México en los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Su nombre fue Trend Topic el día que apareció en escena.  Recibió críticas crueles por su físico, porque “no cumplía con el físico estándar” de una gimnasta (muy delgada, casi éterea). Cabe mencionar que muchas de esas críticas virtuales fueron hechas desde la ignorancia de los tipos de entrenamientos y de cómo cambia el cuerpo en función del deporte que se entrena.

Alexa llegó a dudar de su apariencia y de quién era. Después contestó de una forma épica con un “Soy mexicana y luzco como mexicana. No pueden esperar ver a una rubia”

Es muy fácil juzgar el cuerpo, proyectar las frutraciones y el odio que le tenemos. En el deporte, se supone, tendríamos que apreciarlo por las capacidades y límites que puede tener en cada disciplina. Deberíamos de maravillarnos, pues y no criticar a las atletas que sacrifican días de su vida en entrenamientos arduos y muchas veces a presiones de todo el mundo.

Por fortuna, cada día hay más conciencia sobre los estereotipos de belleza y una incipiente lucha, porque sí, amarse a sí misma se convirtió en un símbolo de rebeldía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s